Iglesia Copta Ortodoxa >>

“…Por un lado, su teología no se basa en nada fuera de las escrituras. Por otro lado, las doctrinas están de acuerdo en todo con la iglesia primitiva, es decir, la tradición que tiene la interpretación y aplicación correcta de las enseñanzas de nuestro Señor y los Apóstoles, como es entendida y practicada por los cristianos y líderes de la Iglesia durante el período de la Iglesia universal hasta la división de 451 A.D.”
El Obispo Atanasio de Ben-Swef y Bahnassa (1977)

La Iglesia Copta fue fundada en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo por San Marcos el Evangelista en la ciudad de Alejandría alrededor del año 43 D.C. La iglesia se adhiere al credo de Nicea. San Atanasio (296-373 D.C.), el vigésimo Papa de la Iglesia Copta efectivamente defendió la doctrina de la Divinidad del Nuestro Señor Jesucristo en el Concilio de Nicea en el año 325 D.C. Su afirmación de la doctrina le valió el título de “Padre de la Ortodoxia” y San Atanasio “Sede Apostólica“.

El término “Copto” se deriva del griego “Aigyptos” que significa “egipcio“. Cuando los árabes llegaron a Egipto en el siglo VII, llamaron a los egipcios “qibt“. Así, la palabra árabe “qibt” llegó a significar tanto “egipcios” como “cristianos“.

 

El término “ortodoxia” se refiere a la preservación de la “fe original” por los Coptos que, a lo largo de los siglos, han defendió el antiguo credo contra los numerosos ataques dirigidos a él.

La Iglesia Ortodoxa Copta cree que la Santísima Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, son iguales entre sí en una unidad, y que Nuestro Señor Jesucristo es el único Salvador del mundo. Se han producido menos cambios en la Iglesia Copta que en cualquier otra Iglesia, ya sea en los aspectos rituales o de doctrina, y la sucesión de los Patriarcas Coptos, Obispos, Sacerdotes y Diáconos ha sido continua.

This post is also available in: Inglés